¿Qué engorda más el pan o la arepa de maíz?

Tanto la arepa como el pan son alimentos que proporcionan carbohidratos, de hecho, en proporciones equivalentes pueden incluso aproximadamente aportar las mismas calorías, preguntándonos ¿Cuál opción engorda menos?

Y para desayunar, ¿conviene arepa o pan?

La respuesta a la interrogante se vuelve subjetiva considerando la similitud entre ambos alimentos; mientras que la arepa se prepara a base de harina de maíz, el pan parte de la harina de trigo.

De ello entendemos, que desde la perspectiva nutricional podemos deducir que resulta indiferente escoger entre pan o arepa, pues los dos alimentos son fuente de almidón al ser elaborados con cereales refinados, un tipo de carbohidrato complejo.

Es así, que nutricionistas y organizaciones dedicadas a la salud, invitan a reducir el consumo de alimentos que tienen como base a cualquier cereal refinado, simplificando la expresión a “minimizar la ingesta de pan” cuando la advertencia engloba a muchos otros alimentos, incluida la arepa.

El consejo se inclina más hacia la disminución del tamaño de la porción, o en su defecto, consumir las versiones elaboradas a partir de harina integral indistintamente que sea de trigo o maíz.

¿Qué engorda más el pan o la arepa de maíz?

¿Por qué consumir arepa o pan en sus versiones integrales?

Si bien los alimentos que se elaboran con harinas de cereal integral siguen brindando almidón, la ventaja que suponen radica en que adicionalmente integran fibra, que aunque estando compuesta de carbohidratos complejos, no es absorbida y digerida por el organismo.

De esta forma, al elegir las versiones integrales de los alimentos, reducimos la cantidad de almidón que consumes, al tiempo que incrementamos la ingesta de fibra, elemento de gran beneficio para la salud y el bienestar general del cuerpo.

¿Cómo comer arepa o pan sin engordar?

El primer paso cuando la meta es comer arepa o pan sin preocuparnos por las calorías, es evidentemente decantarnos por opciones a base de harinas integrales, seguido de la disminución del tamaño de las raciones.

Prestar atención al relleno es otro punto clave; de nada vale elegir un pan o arepa integral, si estarán acompañados de ingredientes de alto valor calórico. Asumiendo apostar por jamón y queso, conviene que estos sean bajos en contenido graso.

Los vegetales serán aliados, un buen salteado de ingredientes de poco valor calórico convienen tanto o más que una tortilla o huevo revuelto con hierbas aromáticas, después de todo, pan y arepa comparten la ventaja de adecuarse a diferentes sabores.

Recomendaciones finales

Si de escoger uno se trata, muy a juicio particular, la arepa lleva las de ganar al contener menos gluten respecto al pan, siendo perfecto para quienes padecen intolerancia o alergia al mismo; asimismo, reúne un compendio de vitaminas incluyendo la A y E, además de tiamina.

 

 

 

 

 

¿Qué te ha parecido? Dejanos tu opinión.

comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies