¿Cuántos gramos es una cucharada pequeña?

Ajustarse a las proporciones es elemental para lograr la correcta ejecución de cualquier receta, lo que muchas se complica al no saber medir las cantidades de los ingredientes, especialmente en cucharadas o cucharaditas.

Cuando se trata de medir gramos, la báscula es el instrumento de precisión infalible, seguido de las cucharas, vasos y tazas medidoras, ya que en ciertas ocasiones, incluyen las equivalencias de los principales alimentos empleados en la cocina.

El inconveniente llega con la ausencia de dichas equivalencias, puesto que por más que se sepan que una regularmente una cucharada ofrece entre 15 a 20 gramos, todo dependerá del producto medido pues los alimentos varían en peso y volumen, además del hecho de servirla copada o rasa.

Esto mismo sucede con la cucharada pequeña, siendo la solución más rápida y efectiva, disponer de una tabla de equivalencias en la que se reúnan los elementos de mayor uso en las recetas, permitiendo así ajustarse a las proporciones.

¿A cuánto equivale una cucharadita?

Parece que el momento de innovar con nuevas recetas tiene un denominador común: ¿cuánto es exactamente una cucharada pequeña, un vasito o una pizca? y es que la falta de precisión en estas medidas no es apta para novatos.

Y la tarea se complica aún más, cuando las recetas vienen especificadas en gramos y no hay disponibilidad de una báscula ni instrumentos de medición exactos, teniendo que recurrir a los cubiertos de uso común.

La solución a la situación está en las equivalencias; una cucharada pequeña puede ser considerada desde dos puntos de vista: una cucharadita o una cucharada al ras.

La cucharadita –disponible en el set de cucharas medidoras– equivale a una cucharada de las de postre, mientras que la cucharada al ras, como lo indica su nombre, corresponde a la cuchara sopera servida y emparejada con un cuchillo, quitándole el excedente de la parte superior cuando está colmada.

Equivalencias de los principales alimentos

Sin embargo, este es un método muy genérico para establecer gramos, puesto que los alimentos difieren en dimensiones, por ejemplo no será igual una cucharada pequeña de café que una de arroz.

De acuerdo a ello, lo ideal será considerar las equivalencias en gramos de los principales ingredientes empleados en la cocina, creando una tabla propia en la que se reúnan los de mayor uso y así tenerlos a disposición.

Adelantando un poco la tarea se ofrecen algunas equivalencias de capacidad:

  • 1 cucharada pequeña de azúcar = 6 gramos
  • 1 cucharada pequeña de harina = 5 gramos
  • 1 cucharada pequeña de aceite = 5 gramos
  • 1 cucharada pequeña de mantequilla = 7 gramos
  • 1 cucharada pequeña de arroz = 5 gramos
  • 1 cucharada pequeña de sal = 5 gramos
  • 1 cucharada pequeña de café = 7 gramos
  • 1 cucharada pequeña de miel = 15 gramos
  • 1 cucharada pequeña de levadura = 5 gramos
  • 1 cucharada pequeña de especies tipo perejil = 5 gramos

Asimismo, tres cucharadas pequeñas equivalen a una cucharada sopera colmada. Con estas equivalencias generales y básicas, se facilita la precisión en las medidas, contribuyendo a lograr esa destreza que termina dejando los utensilios de medición a un lado y confiar en el instinto.

 

¿Qué te ha parecido? Dejanos tu opinión.

comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies