¿Cuántas cucharadas son 100 gramos?

La falta de experiencia complica la preparación de muchas recetas, especialmente cuando las cantidades vienen expresadas en gramos y no se dispone de una báscula; recurrir la tabla de equivalencias puede ser la solución.

Medir adecuadamente cada ingrediente es factor clave para el resultado final, pues ajustarse a las proporciones garantiza el éxito en la cocina; aunque algunos ingredientes comparten características o dimensiones, su peso y volumen difieren.

No hace falta ser un experto para darse cuenta que no es igual una cucharada de harina que una de levadura, incluso en un mismo ingrediente se evidencia la diferencia como es el caso del azúcar glas, el refinado y el moreno.

De ello se deriva la importancia de contar con utensilios de medición, o en su defecto, conocer las equivalencias en gramos de las cucharadas de los principales ingredientes.

Equivalencias de cucharadas a gramos

Lo primero que se debe aclarar es que no siempre una cucharada equivaldrá a los mismos gramos, por lo que si bien se habla de una medida básica o general en la que cada cucharada equivale a 15-25 gramos todo dependerá del ingrediente.

Asimismo, repercutirá en el peso si se trata de una cucharada rasa o colmada, recordando que la primera corresponde a la medida en la que se elimina el excedente compactando el contenido, mientras que la segunda presenta una cúspide o copetón.

Cuando la báscula no es una opción, las cucharas medidoras representan la siguiente opción de cálculo para alcanzar mayor exactitud, por lo que ahora se enumeran algunas de las principales equivalencias haciendo uso de la cucharada para medir 100 gramos:

  • 100 gramos de arroz = 5 cucharadas
  • 100 gramos de harina de trigo = 5 cucharadas
  • 100 gramos de sal = 5 cucharadas
  • 100 gramos de aceite = 10 cucharadas
  • 100 gramos de azúcar = 7 cucharadas
  • 100 gramos de café = 6 cucharadas
  • 100 gramos de miel = 3 cucharadas
  • 100 gramos de levadura = 10 cucharadas
  • 100 gramos de mantequilla = 6 cucharadas

Con estas medidas, resultará más sencillo alcanzar la precisión en la elaboración de diferentes recetas; como recomendación, es importante emplear siempre cucharas medidoras, o en su defecto el mismo tipo de cubierto para calcular los diferentes ingredientes.

Si bien exceptuando una cucharada servida en una cucharada medidora al ras, resultará imposible que cada una de las cucharadas sea idéntica, es importante intentar que la proporción se parezca lo más que se pueda.

 

¿Qué te ha parecido? Dejanos tu opinión.

comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies