¿Cuántas calorías tiene un huevo revuelto con jamón y queso?

El huevo es un alimento de gran valor nutricional, no por nada forma parte incluso de las dietas para perder peso; sin embargo, la clave de su inclusión radica tanto en la preparación como los ingredientes que le acompañan ¿conviene comerlos revueltos con jamón y queso?

La tortilla o revoltillo de huevo con jamón y queso es uno de los desayunos favoritos de quienes necesitamos una dosis de energía para comenzar el día, ya que pese a la fama de ser un plato cargado de calorías, eligiendo los ingredientes adecuados, esto no tiene porqué ser así.

Valor nutricional de un huevo revuelto con jamón y queso

Por media, un huevo revuelto con jamón y queso equivale a unas 152 kcal; el problema con este valor, es que puede variar considerablemente en función de la calidad de los ingredientes y el método de preparación.

Asumiendo que optemos por jamón y queso bajo en grasa y que la preparación incluya leche desnatada y apenas unas gotas de aceite de oliva extra virgen, estas 152 kcal se desglosan de la siguiente forma:

  • Grasa: 11,15 g
  • Carbohidrato: 1,97 g
  • Proteínas: 10,63 g

De esta forma, las calorías del plato quedarán distribuidas en 67% proveniente de grasas, 5% de carbohidratos y 28% de proteínas.

¿Cuántas calorías tiene un huevo revuelto con jamón y queso?

Beneficios de comer huevos revuelto con jamón y queso en el desayuno

Considerando que el huevo figura entre los alimentos más nutritivos que brinda la naturaleza, no es de dudar que preparado revuelto con jamón y queso sea una excelente alternativa para “romper el ayuno”, después de todo:

  • Ofrece un elevado valor vitamínico y mineral: contando con casi la totalidad de nutrientes que el cuerpo necesita para su correcto funcionamiento, contribuyendo a su bienestar físico y mental.

 

  • Es fuente de proteínas: un solo huevo cubre el 10% de los requerimientos proteicos de un adulto promedio y 30% del de los niños.

 

  • Contiene antioxidantes: el huevo reúne en su composición carotenoides zeaxantina y luteína, sustancias con eficacia comprobada en la prevención de afecciones visuales.

 

  • Aporta grasas insaturadas: aunque contienen grasa saturada, los huevos son ricos en grasas saludables de tipo monoinsaturado oleico, por lo que favorece el incremento de colesterol HDL en sangre.

 

  • Contribuye a la pérdida de peso: adicional a contener proteínas, el huevo es un alimento saciógeno, es decir, reduce el apetito a cambio de muchos nutrientes y pocas calorías.

 

  • Ayuda al desarrollo cerebral: la presencia de colina en su composición, hace del huevo un aliado en el óptimo desempeño del cerebro, favoreciendo la memoria y capacidad de aprendizaje.

Para aprovechar todos estos beneficios, no hay que olvidar comer huevos en una preparación saludable, si optamos por ingerirlos revueltos con jamón y queso, decantarnos por versiones bajas en grasas como los jamones de pavo o pollo, mientras que los mejores quesos serán desnatados o en su defecto, 0% grasos.

 

¿Qué te ha parecido? Dejanos tu opinión.

comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies