¿Cuántas calorías tienen las sardinas?

Muchos tienen dudas sobre si las sardinas engordan, pues son un alimento de origen animal que implica consumo de grasas. A continuación, presentamos algunas respuestas referentes a este tema.

¿Engordan las sardinas en lata?

Las sardinas en lata son una comida muy popular. Suelen preferirse porque duran más que las sardinas naturales, aunque tienen muchos conservantes y ciertas sustancias artificiales.  En dado caso, es importante indicar que contienen gran cantidad de calorías en un solo bocado, pues los químicos usados para su conservación conllevan esta circunstancia.

Hay que recordar que para conservarlas se usan aceites, y estos forzosamente implican uso de calorías. Igualmente, son más difíciles de digerir y su sabor se torna más intenso e incómodo en el paladar.

¿Cuántas calorías tienen las sardinas sin aceite?

En líneas generales las sardinas son muy nutritivas, pues tienen ácidos grasos como los omega 3 y muchas vitaminas. No obstante, sucede que 100 gramos de sardinas acarrean consigo el consumo de 208 calorías, el cual es un número elevado. Por este motivo, al comerlas se requiere de ejercicio físico.

Parece paradójico que las sardinas tengan tantas calorías. No obstante, su valor reside precisamente en que no tienen grasas, por ello se requiere es quemar su contenido calórico. Ante este motivo, son usadas por personas que hacen deporte, pues al comerlas consumen energía pura y nada de lípidos dañinos. Igualmente, en la dieta mediterránea se le usa como sustituto de algunos hidratos de carbono.

¿Cuántas calorías tienen las sardinas en lata de conserva con aceite?

La presencia de aceite aumenta la cantidad de calorías. Esto siempre sucede en las sardinas en lata y por eso los nutricionistas recomiendan no usar aceites para freír o calentar carnes, siendo preferible comerlas a la plancha.

Lo anterior se verifica si hacemos una simple comparación. Sucede que 100 gramos de sardinas tienen 208 calorías. En cambio, esta misma cantidad conservadas con aceite sobrepasan las 289.

¿Y si son latas con tomate en vez de aceite?

Es mucho mejor combinarlas con tomates. De hecho, para prevenir el hecho de que las sardinas engordan se recomienda usarlas con este tipo de mixturas. Para corroborar esto solo basta indicar que 100 gramos de sardinas con tomates tienen 200 calorías, siendo un número menor que las conservadas en aceite, e incluso que las naturales.

De este modo, ya se sabe que el usar sardinas con ensaladas o en sopa de tomates también es útil como truco doméstico para rebajar su cantidad de calorías y volverlas más saludables. De hecho, abundan las recetas que entremezclan a este pez con el uso de vegetales como el tomate.

¿Y si son latas en escabeche?

Si se consumen provenientes de latas de escabeche, se obtiene un número muy similar al de las sardinas en lata con tomates: 200 calorías.

No obstante, es relevante indicar que este dígito puede variar de acuerdo a los fabricantes y a las empresas que expenden el mencionado producto.

¿Y cuántas calorías tienen si las sardinas están rebozadas?

Las sardinas rebosadas no son nada recomendables. Esta comida eleva el riesgo referente sobre si  las sardinas engordan, pues al revestirlas de harina se les agrega contenido de hidratos de carbono, lo cual implica un aumento de sus calorías hasta 255 por cada 100 gramos de las mismas.

¿Cuántas calorías tienen las sardinas fritas?

Esta es la peor opción de todas. Con muchas más calorías que las sardinas en lata, sucede que al freírlas no solo disparamos su contenido calórico, sino que multiplicamos su índice glucémico y de paso quemamos los ácidos omega 3 que contienen.

Igualmente, se deteriora el calcio que contienen y muchas de sus vitaminas se extravían gracias a reacciones químicas derivadas del aceite hirviendo en contacto con la carne del pez.

Como número específico, hay que indicar que las sardinas fritas alcanzan un tope de hasta 270 calorías. Al hacer esto, pierden la mayoría de sus virtudes y se convierten en una comida con pocas cualidades.

Opción más saludable

La opción más saludable para evitar el problema sobre si las sardinas engordan es comerlas frescas, lo más natural posible. Se deben evitar las sardinas en lata y efectuar frituras con las mismas.

Definitivamente, lo mejor es comerlas a la plancha, al horno, asadas o en estofados.  Solo de esta manera se evita el aumento de sus calorías y de paso se logra mantener intacto su contenidos de ácidos omega 3, de vitaminas, de calcio y numerosas vitaminas.

Existen muchas recetas al respecto, siendo los nutricionistas los primeros en recomendar a sus pacientes varias maneras de cocinar la carne de este pez.

Finalmente, nos resta recomendar la ingesta de sardina. Son muchas sus ventajas, aunque se debe tener cuidado con sus calorías. Se trata de una comida perfecta para dietas, pero debe obligatoriamente combinarse con ejercicios para quemar las calorías que implica su ingesta.

Otras personas han buscado:

¿Qué te ha parecido? Dejanos tu opinión.

comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies