¿Qué es mejor stevia o sacarina?

Hoy en día, muchas son las personas que apuestan a una dieta equilibrada, balanceada y saludable, reduciendo al máximo su ingesta de azúcar, carbohidratos y de calorías. Además, por la mala fama que tiene el azúcar refinado, acudimos a versiones edulcoradas a la hora de tomarnos un té o un café.

La stevia y la sacarina son dos edulcorantes o endulzantes que se pueden utilizar como sustitutos del azúcar refinado. Ambos son productos cero calorías, y su principal diferencia es que la stevia es un edulcorante natural y la sacarina es un edulcorante artificial.

 La stevia ha sido utilizada tanto, como edulcorante, como para el ámbito medicinal hace muchisimos años. Es natural, deriva de una planta nativa de América del sur y sus principales compuestos son glucósidos de stevia. En cambio, la sacarina es un edulcorante artificial, su compuesto básico es sulfilimina y  es 350 veces más dulce que el azúcar refinado.

Al momento de utilizar este edulcorante debemos recordar que son realmente muy potentes endulzantes y debemos ajustar sus dosis. Por ejemplo, una cucharada de azúcar refinada equivale a media cucharadita de stevia en polvo y su vez equivale a ¼ de una cucharadita de sacarina, ambas están en presentaciones liquidas, en polvo y en pastillas.

Muchas personas encuentran que la sacarina tiene un regusto de sabor metalico duradero. Por lo tanto, varios fabricantes ahora mezclan sacarina con otros edulcorantes artificiales para contrarrestar este post-gusto. Al igual como lo hacen con la stevia, por su intenso sabor amargo.

En la década de 1970, la sacarina llevaba una etiqueta de advertencia debido a las sugerencias, en estudios de animales, y de un riesgo de desarrollar cáncer de vejiga asociado a su consumo. Sin embargo, luego en el año 2000, el Instituto Nacional del Cáncer confirmó la seguridad de la sacarina en seres humanos y decretó que el edulcorante no causa cáncer ni otra enfermedad. Tanto la stevia como la sacarina son muy seguras para el consumo humano.  Incluso actualmente, ambos edulcorantes son utilizados por los enfermos con diabetes, uno de los grandes problemas de salud en todo el mundo, y como ninguno de los dos edulcorantes es cero  calorías, no induce una alta respuesta glucèmica, lo que significa que no aumenta los niveles de azúcar en la sangre. Además, aprobados para su uso en la mujeres durante el embarazo. 

Tanto la sacarina como la stevia, se puede utilizar en bebidas como; en cocteles, cervezas, productos lácteos, jugos naturales, helados, chocolate, dulces, repostería, gelatinas, frutas, postres, cereales; e incluso, hasta grandes marcas comerciales en todo el mundo utilizan estos edulcorantes en sus productos. 

Ambos edulcorantes tiene el mismo fin, contribuir a mantener nuestra figura, además de consumir alimentos con un dulce sabor pero sin calorías. La única desventaja que tiene estos edulcorantes es elevado costo, demasiado bueno para ser verdad.Pero, la decisión final depende de ti, porque cada uno tiene un sabor diferente y sin duda es una mejor alternativa que el azúcar refinado.

Otras personas han buscado:

  • cuantas colorias tiene una taza de garbanzos

¿Qué te ha parecido? Dejanos tu opinión.

comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies