Yandex.Metrica

¿Por qué necesitamos más calorías en invierno?

Nuestra alimentación en época de invierno, generalmente se ve afectada por las bajas temperaturas que podría sufrir nuestro cuerpo. Se dice que podríamos necesitar más calorías en estos meses, por la cantidad de alimentos que consumimos para mantener estable la temperatura de nuestro cuerpo: café caliente, infusiones, o comidas que contienen grasas.

Consumo de calorías en invierno

Durante la temporada de invierno no necesariamente debemos consumir comidas pesadas y calóricas. Si mantienes un ritmo saludable en tu alimentación durante el verano, puedes mantenerlo también durante el invierno.

Así que lo aconsejable es mantener un equilibrio energético, consumiendo siempre alimentos naturales que nos ayuden a aportar a nuestro organismo todos los nutrientes que necesita para funcionar de forma correcta durante todo el año.

Durante el invierno, nuestro cuerpo tiene a sufrir ciertas afecciones que podríamos controlar, si mantenemos una alimentación adecuada a nuestro peso, y actividades diarias.

alimentos en invierno

 

 

 

Comidas bajas calorías de iinvierno

Las bajas temperaturas nos llevan a dejar de lado las las frutas y ensaladas, pero en esta fecha sigue siendo importante su consumo:

Infusiones: puede ser en forma de té de frutas, o caldos.

infusiones

Brócoli, lechuga, espárragos: ricos en vitamina C, antioxidantes y bajo en calorías.

Frutos secos: contienen mucho calcio, así que son ideales para mantener los huesos en buen estado.

Tomate: muy buena fuente de fibra,  vitaminas C y E, y antioxidantes.  entre ellas, las del grupo C y E que tienen una excelente capacidad antioxidante.

Frutas: aprovecha las que se dan en esta temporada, son ricas en vitaminas y antioxidantes, excelentes para nuestro cuerpo.

Pescados y Carnes: son las proteínas mas recomendables, y pueden comerse hasta cinco veces a las semana.

¿Qué hacer con las afecciones de invierno?

El descanso diario puede resultar no ser suficiente ya que el sueño se ve afectado por el cambio de horario y las bajas temperaturas. Caminar unos 30 minutos diariamente mejora el metabolismo, y ayuda a que el cuerpo descanse mejor.

Debido a los cambio de la presión atmosférica, nuestras articulaciones y ligamentos pueden notarse más rígidos y menos activos.

Los resfriados son muy comunes en estas fechas, así que los dolores de cabeza, la congestión nasal, el lagrimeo, la tos y fiebre leve, pudieran afectar no por mucho tiempo a nuestro cuerpo. Especialistas de la salud recomiendan el consumo de frutas y verduras de temporada, ya que aportan vitaminas y minerales ideales para dar fuerza al cuerpo, también se recomienda evitar los lácteos de origen animal, ya que estos provocan mayor mucosidad.