Cómo preparar alcachofas para adelgazar

Alcachofas tiene numerosos beneficios ocultos en sus pequeñas hojas verdes. Este  vegetal sano y sabroso le permitirá perder peso fácilmente gracias a sus propiedades diuréticas y para quemar grasa. Las alcachofas son una excelente opción gracias a su aporte de vitamina B, hierro, magnesio, aminoácidos, flavonoides, fósforo y potasio.

¿Cómo las alcachofas me ayudan a perder peso?

La alcachofa es un vegetal muy antiguo con propiedades especiales que le ayudan de muchas maneras. Podría decirse que su efecto adelgazante se debe a tres factores: su bajo nivel calórico, su efecto diurético y su capacidad de procesar las grasas para poder eliminarlas fácilmente.

Las alcachofas  tienen menos del 1% de grasa, 2 calorías por cada 100 gramos.  Son ricas en fibra, lo que dificulta la absorción de grasas y azúcares y ayuda a mover rápidamente toxinas y grasas nocivas en el intestino. Esto también combate el estreñimiento. Además, la alcachofa es excelente comida para apoyar el metabolismo del hígado, para eliminar el colesterol malo y a bajar la glucosa en la sangre.

Otro elemento importante es que contiene cinarina, una sustancia increíble que ayuda a estimular la secreción de la bilis,  que promueve la digestión de las grasas, así como un efecto diurético que evita la retención de líquidos. Otra sustancia presente es la inulina la cual es un carbohidrato que metaboliza lentamente en el cuerpo, lo cual es excelente para los diabéticos.

Este es un  vegetal medicinal  que aumenta y ayuda a las funciones del hígado porque promueve una buena digestión y la eliminación de grasa. Es un  buen desintoxicante,  limpia los intestinos, el hígado y los riñones. Reduce  el nivel de colesterol en la sangre

Como se debe consumir la alcachofa

La dieta de la alcachofa consiste en incluir agua de alcachofa en la dieta diaria por lo menos tres veces al día. Como resultado, no sólo perderá peso, sino también hará que se desintoxique el cuerpo. También se recomienda ingerirla al menos media hora antes de practicar algún ejercicio.

Es muy fácil preparar el agua de alcachofa. Tome dos alcachofas de tamaño mediano, tienen que ser frescas, de piel oscura y de aspecto saludable. El siguiente paso es hervir un litro y medio de agua en una olla. Introducir las dos alcachofas hasta que tengan un buen tono y se vuelvan más suaves.

Se puede poner en la nevera y se puede mezclar con un poco de jugo de limón y hojas de menta también. El sabor es mejor y los beneficios serán mayores. No deje de probarlo y recuerde seguir una dieta variada en la que no faltan ensaladas y hacer un poco de ejercicio. Caminar una hora al día, por ejemplo, es suficiente.

CelebraciÛn en Ordizia del Artzain Eguna 2007. En la imagen, detalle de alcachofas.

También es importante agregar las alcachofas a sus comidas. Con un poco de aceite, sal y vinagre hacen un plato muy saludable y sabroso. Se recomienda consumirla después de sus comidas principales. Recuerde que aumenta la digestión,  que es un diurético y le ayuda a procesar la grasa. Es por eso que sugerimos beberlo después de las comidas.

¿Qué te ha parecido? Dejanos tu opinión.

comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies