Beneficios de la sandía para adelgazar

Cuando se está tratando de bajar de peso es importante elegir alimentos bajos en calorías que te llenan, como la sandía. El fruto favorito del verano, es un tratamiento refrescante que ayuda a satisfacer el antojo de dulce, mientras que proporciona algunas vitaminas clave y antioxidantes. Esta fruta hace una adición saludable a un plan de pérdida de peso.

Beneficios para la salud de la sandía

Además de ser libre de sodio y sin grasa, la sandía es más baja en carbohidratos que algunas otras frutas. Con alrededor de 12 gramos por taza, tiene menos de la mitad de los carbohidratos de una taza de uvas o de plátano, lo que es útil para aquellos que siguen un plan bajo en carbohidratos para bajar de peso.

La sandía contiene cantidades significativas de unos pocos micronutrientes, incluyendo las vitaminas A y C, además de potasio. Una porción de 1 taza le proporciona el 17 por ciento del valor diario de vitamina A, que es importante para la salud ocular y la función inmunológica. También obtendrá el 21 por ciento de vitamina C, que es un antioxidante que juega un papel importante en la cicatrización de heridas y ayuda a las enzimas a hacer su trabajo.

Aporta un 5 por ciento de potasio. Este mineral ayuda a los nervios y músculos a funcionar correctamente. Es fundamental para mantener el equilibrio de líquidos en el cuerpo. Además de sus beneficios nutricionales, la sandía es un alimento cargado de agua, un nutriente esencial en su dieta. La fruta está constituida en 91 por ciento de agua, lo que significa que cada taza de fruta que come proporciona casi una taza de líquido.

Rica en fibra dietética y permite que el cuerpo se deshaga de toxinas excesivas, agua, sales y otras impurezas. Comer sandía ayudaría a eliminar las toxinas del riñón y a mantenerse en forma y fuerte.

Características nutriciones de la sandia

El alto contenido de fluidos hace que la sandía sea un alimento de baja densidad energética. Alimentos bajos en densidad de energía son perfectos para ayudarle a perder grasa del vientre, porque proporcionan menos calorías en un mayor volumen de alimentos, lo que le ayuda a sentirse más satisfecho y comerá menos.

Con sólo 46 calorías por taza, la sandía tiene menos de la mitad de las calorías de porciones similares de muchas otras frutas. Para la comparación, una taza de uvas sin semillas tiene 104 calorías y una taza de rodajas de plátano tiene 134. La sandia reduce su ingesta de calorías y ayuda con la pérdida de peso. Por ejemplo, comer sandía en lugar de un plátano tres veces a la semana ahorra 13,728 calorías al año, lo que se traduce en bajar casi cuatro libras de peso.

La sandía contiene una cantidad significativa de ciertos carbohidratos que pueden causar malestar intestinal en algunas personas, especialmente aquellos con síndrome de intestino irritable. Los carbohidratos, específicamente polioles, fructanos y fructosa libre, pueden fermentarse en el intestino y producir síntomas incómodos como gases, hinchazón y diarrea. Así que si usted tiene un tracto intestinal sensible y desea evitar el efecto laxante de la sandía, comience con unos cubitos a la vez y no incluya más de 1 taza en su plan de pérdida de peso.

¿Qué te ha parecido? Dejanos tu opinión.

comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies